Vino a conocer otra cultura y la sedujo la calidez de los dominicanos

SANTO DOMINGO.-Sabine Mary Juan, hoy coordinadora de Lenguas Extranjeras del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec), originaria de Bézier, Francia, vino al país con su familia en 1994 en busca de conocer otras culturas y hoy prefiere más este país que la tierra que la vio nacer.

Por ser su esposo hijo de un militar, a este le tocó vivir casi toda su vida fuera de Francia, condición que le permitió conocer muchos países, como Madagascar, en África, y otras islas, algunas similares a República Dominicana.

Ambos vinieron por dos años con su hija de diez, a conocer otros horizontes para enriquecer sus conocimientos, se enamoraron del país, y decidieron establecerse aquí.

Hoy, ella se siente tan dominicana como el que más, a tal punto que cuando escucha expresiones de alguien, con deseos de irse fuera, afirma: “A veces yo le digo a la gente, aquí me siento más dominicana que muchos nacionales, porque tú no elegiste la ciudadanía y yo sí… tú sueño es irte y el mío es vivir aquí”.

Sus inicios

Cuando Sabine Mary llegó a la costa norte, específicamente al municipio de Río San Juan, provincia María Trinidad Sánchez, demarcación tocada por la belleza de sus playas, Laguna Gri gri, Salto Cabrera, Cabo Francés Viejo y otros encantos naturales, su esposo, un ingeniero retirado trabajaba asociado a otros profesionales de la construcción en esa zona.

Cuenta que en principio fue un tanto difícil, porque no dominaban el idioma español, apenas sabía dos o tres palabras como: hola, gracias y por favor, y por igual le ocurría a su hija, que tampoco entendía nada y duraron un poco para acostumbrarse.

Sin embargo, encontraron vecinos y gentes simpáticas que les apoyaron, tanto que se encantaron del lugar y optaron por una vivienda en esa demarcación, donde al principio impartía clases de inglés y francés, ya que es profesora de profesión, y dependían de eso, del trabajo que logró el esposo y de una pequeña finca que adquirieron.

Una vez su hija concluyó el bachillerato se trasladaron a la capital para acompañarla. Aquí Sabine Mary Juan, ingresó como profesora en el Colegio New Horizons, donde alcanzó la posición de coordinadora y directora de “High school”.

Se mudaron por el sector Los Ríos y tuvo la oportunidad de ingresar al Intec, comentó Sabine Mary Juan, que no esconde la satisfacción que siente de haber emigrado hacia acá, donde ya su hija se graduó como profesional y formó “tienda aparte”.

“Ya mi hija se casó aquí con un dominicano y se radicó, razón por la que aseguro nos mantendremos con más veras aquí, igual me ha comentado mi esposo”, indicó.

Los tres llegamos al país como una aventura, en busca de riquezas culturales, ya mi esposo de joven tuvo esa suerte, entendiendo que las personas que viajan tienen la mente más abierta”, sostiene. Inicialmente, dijo, iban con frecuencia a su país, pero en la medida que han perdido a sus antecesores lo hacen con menos asiduidad.

Ella trajo a sus padres, quienes son adultos mayores, y el esposo en cambio perdió a su padre y decidió traer a su madre, a quien también radicaron en Río San Juan.

Lo que le gustó

“Lo más simpático que encontré en el país, además del clima, son sus gentes, una población acogedora que nos ha apoyado a integrarnos, desde los vecinos y amigos”, narró Manifestó que eso les facilitó posicionarse, dada la hospitalidad de los dominicanos.

Le encanta que en el país cualquier temporada puede disfrutar de una piscina y playa, y afirma, con jocosidad, que esta tierra es bendecida, porque “hasta los ciclones se alejan”. Sabine forma parte de una minoría de migrantes franceses radicados en territorio dominicano,

Discriminación

En relación a si ha sufrido discriminación, recordó que la única vez que se sintió acosada fue mientras vivía en un apartamento aquí en la capital, y al lado había un señor que escuchaba música estridente y colocaba las bocinas justo al frente de su casa.

“Yo sufría de migraña y cuando le pedí que por favor bajara la música, porque me sentía mal, me dijo: si no te sientes bien vuelve para tu país”, eso la hizo sentir muy mal, pero le restó importancia.

Al margen de eso, reconoce que en todas partes hay gentes buenas y malas y comprendió que “él no era muy inteligente”. Ella le sugiere a quienes vengan acá que abran el corazón y su mente, porque ha escuchado a extranjeros criticar el país que les alberga y eso ella no lo aguanta:

“Si vengo aquí es para integrarme, no para imponer mi manera europea de pensar, aunque si puedes aportar es válido, pero los extranjeros que vienen aquí que no critiquen, si decidiste venir, adáptate, aplatánate!”, dijo convencida de que optar por esta nacionalidad fue lo que mejor le sucedió.

Perfil

Nombre:Sabine Mary Juan

Edad: 61 años

Profesión:Educadora

Experiencia: Colegio New Horizons e InstitutoTecnológico de Santo Domingo.

Ve delincuencia genérica

Vandalismo. En relación a la delincuencia en el país, afirma que la misma está presente en todos los países, aquí no es más que en otros. “A mí aquí me atracaron y me robaron, y en Francia también, entonces no es mejor ni peor para mí”, reflexionó Sabine.

Empero, piensa que el Gobierno debe mejorar esa parte, y como algo lógico en todos los lugares. La gente le dice que está loca porque camina a pie a su trabajo, y ella afirma que igual le pueden atracar en su carro que caminando, dinámica que le sirve de ejercicio.

Vía: eldia.com.do

QuisqueyatimesRedacción

Quisqueyatimes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *